12 de julio de 2011

Medianoche en París

El viejo Woody lo ha vuelto a hacer. Si no la habéis visto, os recomiendo que vayáis a verla porque ya está en pocos cines, al menos en Madrid.

La última película del judío neurótico, del intelectual (muy a su pesar), irónico, hipocondriaco y obsesionado con la muerte director se desarrolla en París, y reúne a uno de esos elencos múltiples que tanto le gustan, esta vez con motivo de la futura boda de Gil (Owen Wilson) con Inez (Rachel McAdams). Sin embargo, una vez en la ciudad de la luz, a Gil, guionista exitoso que quiere dejar su carrera en Hollywood para dedicarse a escribir, empiezan a entrarle dudas. De su matrimonio, de su carrera e incluso del lugar donde quiere vivir. 
Gil se dedica a vagabundear durante las noches por París, y a conocer gente "muy extraña" (y no puedo desvelar más, mejor que vayáis a verla), incluida la fascinante Adriana (Marion Cotillard), que harán acrecentarse sus dudas...
La película tiene un sensacional reparto, todos están magníficos, destacando inopinadamente Owen Wilson en el papel que, treinta años antes, habría interpretado el propio Allen. Tiene buenos golpes de humor, se ve con agrado y sin que decaiga el ritmo en momento alguno, y tributa un homenaje sincero y hondo del neokorkino a esta encantadora ciudad, especialmente en los créditos iniciales, que tanto nos recuerdan a otras películas de su filmografía como Manhattan o Misterioso asesinato en Manhattan. 


2 comentarios:

Leticia dijo...

Hola!

Me gusto mucho tu blog, espero te guste el mio. Si te interesa intercambiamos links.

Saludos, Leticia

La vida como la vivis

M dijo...

Muchas gracias Leticia. me encanta cuando alguien de otro país, como tú, que me escribes desde el lejano Uruguay, me envía su aliento y su apoyo.Es una gozada saber que hay gente tan diversa, en cualquier confín, que lee lo que escribo. Te animo con tu blog, que creo acabas de comenzar. Adelante y que nada te pare. Por cierto, felicidades (Uruguay ganó la Copa América...).