15 de abril de 2009

Una lectora nada común

¿Qué pasaría si a la reina de Inglaterra le entrara de pronto y un buen día, una voracidad lectora absolutamente inédita?

Esta es la trama de una pequeña obrita, divertida, aguda y perspicaz que ha caído en mis manos casi de casualidad y que me he leído en un pispás en un par de trayectos de metro. Un cuento, una hipótesis fantástica y descabellada en la que la Reina se humaniza y se nos acerca, se nos hace más próxima, por su encontronazo casual con la literatura. Y lo cierto es que me ha hecho mirarla de otra manera.

Es una novelita totalmente recomendable sobre el poder de los libros, sobre las suspicacias que la lectura despierta, sobre cómo nos agudiza el ingenio, nos abre los ojos y plantea preguntas, nos permite vivir otras vidas y conocer a otros seres, y de cómo nos posiciona de lleno ante la realidad, siempre a través del cedazo de la ficción.

Por cierto, está editado en Anagrama y escrito por Alan Bennett, del que yo nada había leído (:O) pero que goza de una amplia popularidad en el Reino Unido...

3 comentarios:

B dijo...

Me lo apunto para leerlo cuando pueda.Gracias.

Madame Tafetán dijo...

¿Y se llama así, Una lectora nada común? La verdad es que suena la mar de interesante lo que cuentas

M dijo...

Querida Tafetán, si, se llama así... a que intriga...? Quiero leer más cosas de este hombre, ya os contaré.