11 de octubre de 2008

Quemar después de leer...

Un espía despedido de su trabajo, su mujer liada con un tipo patológicamente infiel, obsesionado por el sexo, un empleado chalado de un gimnasio, una mujer insatisfecha con su cuerpo que busca el amor por internet... es la galería de personajes que pueblan la última chaladura de los Coen. Magníficas interpretaciones para una película disparatada donde todo el mundo está desquiciado y neurótico, con una trama que parodia los filmes de ágentes secretos y que nunca sabemos por donde nos va a llevar. Original y oscuramente cómica, típica de los Coen.


2 comentarios:

Syrah dijo...

Precisamente ayer por la noche estuve viendo la película a la que te refieres. Y la verdad es que me gustó bastante poco. Se salvan las interpretaciones, es cierto, pero poco más. Me sorprendía la gente en el cine -lleno hasta la bandera; los guaperas protagonistas atraen bastante, claro- que reía continuamente las pretendidas gracias de unos personajes estrambóticos, desquiciados y bastante repelentes. Cómo está el cine, que horror. Pocas se salvan. O yo tengo el gusto equivocado.

M dijo...

Pienso que a los Coen, que no son mis cineastas favoritos, se les ama o se les odia. Jajaja...tienes razón, pocas se salvan y para ver guaperas, no pagamos 7€...