19 de octubre de 2009

Coches



Esta secuencia de la película Bullit está considerada como la mejor persecución de coches filmada hasta el momento. Lo más interesante es que la filmó el propio Steve McQueen, que era un fanático del riesgo, los coches y las motos. Lo cierto es que podemos verla descontextualizada de todo argumento, y percibimos una clara tensión in crescendo que nos hace meternos sin remedio en la narración del filme.

La verdad es que ya no se filman películas como las de antes...

No hay comentarios: