14 de agosto de 2009

Richard Rogers

Siempre me ha fascinado la T4 del Aeropuerto de Barajas.

Si la miráis con atención, veréis la dulzura de las líneas, el cálido amarillo reforzado por los dúctiles listones de madera que configuran la cubierta como si de una piel de escama vegetal se tratase, adaptándose a los contornos; ese sabio manejo de la luz que penetra iluminando el edificio sin subir la temperatura mediante un funcional, al tiempo que atractivo sistema de lucernarios; y finalmente, ese indefinible aire japonés de quietud y equilibrio casi volátil, como si fuera a salir volando. Una maravilla sin paliativos.

Este tipo es un genio, pensé. ¿Y quién era el genio? Pues Richard Rogers, un arquitecto que sin necesidad de alharacas, de montar espectáculos, hace todo aquello que un buen arquitecto debe hacer: diseñar estructuras, edificios, construcciones funcionales y bellas, pensando en el entorno y tomando en consideración a las personas. Y a veces, ahorrando costes.

Sobre Richard Rogers ha programado el Caixaforum de Madrid una excelente exposición, hasta octubre, tan bien pensada que merece la pena ir a darse una vuelta sólo por verlo. Es una chulada en blanco y color. Y nos acerca a un arquitecto con un buen puñado de obras maestras, y que está construyendo en España cada vez más (España en los últimos años ha vivido un frenesí de edificación y de construcción de equipamientos e infraestructuras, como habréis notado). Rogers, que participó en el diseño del centro George Pompidou en París, es responsable de la Cúpula del Milenio, de la espectacular reforma que se está llevando a cabo en la plaza de toros de Las Arenas, de Barcelona, de uno de los edificios del nuevo Campus de la Justicia de Madrid, del Tribunal de Burdeos, o del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, por citar una parte mínima de su obra.

Creo que la exposición logra poner de manifiesto la preocupación de este arquitecto por una arquitectura ecológica, transparente, ligera, legible, sostenible. Ahí es nada.


2 comentarios:

Premeditada y Divina dijo...

estoy de acuerdo...
cuando llegué a madrid me encantó la estación...
saludos desde méxico

M dijo...

Gracias Premeditada. Me encanta tu nick. Me encanta saber que alguien, desde algún rincón lejano de Méjico, me sigue...internet es una maravilla.